lunes, 17 de junio de 2013

Fumo si me invitan


Muchas veces, cuando los famosos hablan, crean noticia. A veces, son comentarios frívolos que no van más allá de una risa o un gesto de asombro. A veces son meteduras de pata tremendas que persiguen al personaje de por vida (como los comentarios del cantante español Bisbal sobre Egipto –comentando en plena revolución que era una pena que las pirámides estuvieran tan vacías de turistas-  o el discurso antisemita de Galiano en plena borrachera). Hay otros temas, en cambio, que van más allá de la noticia y crean debate. Esto suele ocurrir con asuntos como la droga. Cuando un famoso es pillado fumando o esnifando, o reconoce haber probado cocaína o LSD, pareciera que temblaran los pilares de la civilización. Y si el famoso tiene un poco de mala suerte, será preguntado por las semillas de marihuana cada vez que estrene una película o salga en la tele. ¿Le pasará algo parecido a Ricardo Darin? El famoso actor declaró hace poco que “todavía sigo fumando marihuana. Me la recomendó el doctor por mi hernia de disco”. No es una novedad que la marihuana tenga efectos terapéuticos y que en algunos casos se recomiende el uso de esta droga, pero sí lo es que se reconozca abiertamente en público y seguido de esta paradójica declaración: “ni tengo plantas ni la compro. Sólo la fumo si me convidan”. En fin, curioso. Sería como ser recetado con un antibiótico pero no poder comprarlo, y sólo tomarlo si alguien te invita… “tengo clamoxil, ¿te apetece?”. Pero como siempre pasa con estos espinosos temas, la ironía está servida. Un médico receta un remedio que no puede conseguirse de manera legal, y el paciente debe o cultivar el medicamento o salir a comprarlo al mercado ilegal, con todo lo que eso supone.  Desde luego esperamos que Darin esté rodeado de amigos que le suministren marihuana por el bien de su hernia… el debate queda abierto!